fbpx

Si dejas pasar meses antes de pedir cita para tu revisión con el dentista, la noche previa a la visita te cuesta conciliar el sueño o no puedes controlar los nervios en la sala de espera, es posible que sufras odontofobia y pertenezcas a ese 15% de la población que tiene miedo a visitar la consulta del dentista.

La odontofobia existe y no es solo cosa de niños. Es más habitual de lo que muchas personas pueden creer y puede llegar a ser más perjudicial para la salud de lo que imaginamos.

Al pasar mucho tiempo entre revisiones dentales y, por tanto, no tener un diagnóstico reciente ni un tratamiento dental adecuado, el estado de la salud oral de estas personas va sufriendo un deterioro que puede desencadenar en múltiples patologías. Además, dada la relación entre la salud oral y la salud general, esto no solo puede perjudicar al estado de los dientes y encías, sino a todo el organismo.

Pero, ¿qué es lo que genera el miedo al dentista?

El origen de la fobia dental suele deberse a un patrón multifactorial que responde a varias motivaciones: el miedo al dolor que el paciente cree que va a sufrir, el pánico a las agujas, el recuerdo de malas experiencias pasadas e incluso la incertidumbre ante el tratamiento.

Los doctores y equipos especializados de BQDC son muy conscientes del miedo que sienten algunos de sus pacientes cuando van a la consulta y se forman para enfrentarlo. Un trato amable y delicado, un ambiente agradable y una explicación detallada del tratamiento ayuda a quien lo sufre a vencer este miedo.

Asimismo, los avances tecnológicos han hecho que los tratamientos sean mínimamente invasivos y prácticamente indoloros.

Consejos para perder el miedo al dentista

Encuentra un dentista comprensivo: Todo el equipo de las clínicas de BQDC están formados para comprender la odontofobia y ofrecer la solución más adecuada a cada caso.

Elige cita a primera hora de la mañana: Así tendrás menos tiempo para pensar en tu miedo e ir acumulando ansiedad durante el día.

Infórmate: Pide toda la información que necesites para solucionar tus dudas sobre el tratamiento y los pasos que se seguirán.

Pregunta la posibilidad de realizar sedación consciente: Es una alternativa muy útil para relajarse durante el tratamiento dental y no sentir ningún tipo de miedo.